«El talento se nos está yendo a otros países, y así el panorama es negro», ha declarado esta semana Luis Rey, director del colegio San Francisco de Paula, en Sevilla, uno de los centros escolares más prestigiosos de nuestro país.

En una condensada entrevista del diario El Mundo, Rey, hijo y nieto de educadores, hace un repaso de la situación de la educación oficial en España, y se queja del error que supone rasar por abajo la calidad educativa. «En nuestro colegio intentamos que cada niño dé de sí lo más posible. Eso no significa que todos deban ser brillantes. Tenemos alumnos con muchas dificultades. Lo que pasa es que pretendemos darles todo el apoyo posible para que sean capaces de ir superándose a sí mismos, y alcanzar el desarrollo más alto dentro de sus capacidades»

 Para Rey, gran parte de la solución al déficit de la educación está en las prioridades: «estamos dilapidando mucho dinero en rescates bancarios, mientras se escatiman pequeñas partidas para becas. Con el rescate de Bankia se hubiera hecho una universidad como Harvard»