Falta un mes para la competición mundial Odyssey of the Mind en Estados Unidos, un programa internacional que se basa en que la creatividad puede ser enseñada, y en el que compiten equipos de colegios de los más diferentes países del mundo.

A través de la solución de problemas abiertos, los estudiantes desarrollan habilidades de pensamiento creativo que pueden ser aplicadas en situaciones de la vida real, como la cooperación, el respeto, el trabajo en equipo, la toma de decisiones, el interés por la investigación y el medio ambiente, el cumplimiento de las metas y compromisos, o la autoestima.

Odyssey of the Mind fue fundado por el Dr. Sam Micklus quién lo inició al desafiar a sus propios estudiantes de la Universidad de Rowan. En la actualidad, cada año participan alrededor de 800 equipos de colegios estadounidenses y de otros veinte países más, en las finales mundiales que se llevan a cabo en diferentes universidades estatales en los Estados Unidos.