Actualidad

Por qué Finlandia tiene el mejor sistema educativo del mundo

Date: junio 28, 2016 Author: esanchezj Categories: Actualidad, Entrevistas

finlandia

Desde que la OCDE comenzara en el año 2000 a elaborar su informe PISA, los estudiantes finlandeses siempre ocupan los primeros puestos por su excelente nivel educativo. Sólo un 8% de los alumnos finlandeses no terminan sus estudios obligatorios, mientras que España encabeza las tasas de fracaso escolar en Europa, ya que uno de cada 3 jóvenes dejaron sus estudios antes de acabar la enseñanza secundaria.

Jari Lavonen, decano de la Facultad de Educación en la Universidad de Helsinki (Finlandia), tiene claros los motivos del éxito de la educación en su país: “la educación académica de los profesores, su formación continuada y el fomento de su independencia de la autoridad central. La participación activa de los padres y una metodología versátil hacen el resto”.

Lo más importante es, sin duda, el profesorado. La carrera de magisterio es una de las más exigentes. Cada año se presentan unos 3000 aspirantes, de los que, tras varias evaluaciones, sólo quedan 300. Unas duras entrevistas personales reducen a 120 el número definitivo de estudiantes.

Una vez finalizados sus estudios, todos los maestros tienen máster y son considerados expertos académicos y pilares fundamentales del país.

Los profesores se encargan directamente de prepara el currículo local y eligen los materiales educativos y métodos de enseñanza. El gobierno tiene muy claro que a los profesores hay que darles independencia de la autoridad central y tiempo para preparar las clases, educar y mejorar continuamente la escuela.

A la alta preparación de los profesores, se suma la participación activa de los padres. La familia considera que la educación es fundamental y la complementan con actividades culturales fuera de la escuela. Y esta dedicación no sería posible sin las ayudas del estado a la conciliación de la vida laboral y familiar, que permite a los padres disponer de más tiempo con sus hijos.

Por otro lado, y a diferencia de lo que ocurre en España, los niños empiezan la escuela sobre los 7 años, tienen menos horas de clase curricular y no suelen tener deberes en casa. Hasta quinto curso no se hacen exámenes, no hay calificaciones numéricas y no se fomenta la competencia entre alumnos ni las comparaciones.

Los estudiantes de Primaria tienen sólo 3 o 4 clases al día, con descansos de 15 minutos entre cada una de ellas. Para Lavonen, “los  niños de 4 años necesitan jugar, no ir a la escuela”.

La gratuidad de la educación en todos los niveles, incluyendo la universidad, ayuda a la integración de todo tipo de alumnos y previene el abandono escolar.

Todas estas características esenciales de la educación en el país nórdico explican sus buenos resultados en los Informes PISA y nos hacen reflexionar sobre nuestro propio sistema educativo. ¿Podemos llegar a algo así en España?

Sobre si es posible adaptar esta metodología fuera de Finlandia, Lavonen lo tiene claro: “no es posible extrapolar el sistema a otros países porque también habría que llevarse a profesores, alumnos y familias”.