Actualidad

Las grandes mentes matemáticas de los niños

Date: enero 21, 2016 Author: esanchezj Categories: Actualidad, Recursos educativos

En educación se trabaja con un currículum preestablecido, partiendo de lo que la experiencia nos lleva a suponer que el alumnado está capacitado para aprender a esa edad. Es por ello que los primeros contenidos matemáticos a trabajar con los niños y niñas cuando se incorporan al mundo escolar, a partir de los 3 años de edad, son los primeros números y las figuras geométricas más sencillas: el círculo, el cuadrado y el triángulo. Esto se debe a que partimos de la creencia de que los niños y niñas llegan a la escuela con un conocimiento nulo sobre las matemáticas. Y es aquí donde nos equivocamos.

Desde que nacen, somos testigos de una serie de evidencias de que niños y niñas comienzan a comprender conceptos matemáticos por su cuenta. Vemos cómo ordenan y apilan objetos, cómo los clasifican, cómo experimentan con los juegos de construcción o cómo marcan el ritmo musical según los pulsos. ¿Significa eso, por lo tanto, que las matemáticas constituyen una habilidad innata? Seguramente. Pues ellos parecen tener una disposición a la asimilación de ciertos conceptos matemáticos antes de su incorporación a la escuela, incluso sin la intervención previa de las familias. Trabajan las habilidades matemáticas a menudo de forma indirecta, de forma natural. Se les presentan problemas cotidianos que deben resolver, experiencias que les permiten comprender los procedimientos y conceptos matemáticos.

Matemáticas, mucho más que una materia escolar

Por tanto, quizás no haga falta que los educadores se ciñan al currículum de la enseñanza formal -un currículum que sigue un modelo común-, cuando la realidad es que los pequeños presentan multitud de diferencias en la compresión de estas nociones. Aparte, lo más habitual es encontrarse con un alumnado descontento y desmotivado con las matemáticas a partir de la educación secundaria. Por ello, no estaría de más pararse a reflexionar en cómo enfocar esta materia en las etapas educativas previas para que no suponga un hándicap en el futuro.

Algunas recomendaciones para trabajar las mates desde la infancia

En el aula podemos realizar actividades sencillas que ayuden a implementar las matemáticas en la rutina de los pequeños: por ejemplo, aprovechar los momentos de asamblea para colocarnos en círculo o contar los compañeros y compañeras ausentes en el aula. También ayudar a repartir las meriendas o los libros, clasificar materiales y juegos, etc.

Se trata de realizar ejercicios sencillos en los que trabajar los conceptos matemáticos de forma que los relacionen con experiencias conocidas. Cuanto más natural sea el proceso, menos riesgo correremos de que acaben experimentando sentimientos negativos hacia ellas. Porque, ¿quién dijo que las matemáticas no pueden ser divertidas?

Fotografía de Angelia Sims bajo licencia BY SA 2.0

Tags: , ,